The Brightest Thing I Thought

Feb 22
Es un déjà vu continuo…
Feb 20

Es un déjà vu continuo…

Feb 16

(Source: c-inismus, via eclecticmoi)

Feb 16

(Source: s-e-t-t-o-k-i-l-l, via eclecticmoi)

Feb 13

soundboard:

The Clash — London Calling

Whenever I start listening to The Clash, this feeling of “I want need to go back there” invades my brain and body and soul and yeah well, I actually end up looking for flights to take me to London.

This is just how I feel right now, after such a looong day, The Clash just reminded me that I probably should be taking a plane soon. 

Ahem… London calling.

Enjoy,

Viu.

(Source: soundboard)

Feb 12

Team by Lorde

shared from exfm

Feb 2

(Source: effys-photos, via cosmicspread)

Feb 1

Royals by Lorde

shared from exfm

Sabroson. (at Monterrey)
Jan 29

Sabroson. (at Monterrey)

Jan 13

fondasanfrancisco:

¡ARTE! ¿Qué tal si le dijera que estas dos obras son parte de mi más nueva exposición de pintura? ¿A poco no se ven bonitos? Pues si, pero el problema es que ni son míos ni son arte: son parte de una pared de un taller donde pintan cosas y así termina la pared. Es involuntario. Pero, ¿será esto una manifestación artística? Por supuesto que no. Bueno, quizá el arte esté en la persona que capta estas superficies con su cámara y las junta en una agenda común. Tampoco, no es graffitti. Dejémonos de pendejadas: en tanto que no estoy de humor para meterme a esa temible y no solicitada discusión de qué es arte y que no, una pared pintada de manera más o menos espontánea y como subproducto de otra actividad NO es arte y tampoco el recuento fotográfico que se toma de estas superficies. Podrán ser bonitas y alguien querrá usarlas como base para crear algo, pero por si solas no son más que embarraderos de pintura. El problema es que hay gente que lucra con esto: artistas pretenciosos de quinta y sin talento y galeristas sin escrúpulos se alían para engañar a millonarios sin cerebro y a la gente que no sabe de arte. ¿No me cree? Hagamos la prueba: un par de meses fotografiando estas superficies y hacemos un bonito libro, con la típica introducción de un experto académico que nadie entiende una chingada lo que quiso decir, a los cuadros les ponemos nombres “interesantes” (‘apocalípsis psicoafectivo’ ‘utopía post lacaniana’ ‘alucinación gramatical prerevolucionaria’) y decimos que toda la obra fue vendida a coleccionistas privados en Europa y los Estados Unidos. Hacemos una presentación del libro en algún museo, con canapés de pan bimbo con jamón del diablo y una aceituna encima y el horripilante vino blanco alemán, el que genera no crudas, si no aneurismas. Convocamos a los medios, inventamos un curriculum de exposiciones individuales y colectivas en países latinoamericanos, el artista elabora un discurso por demás absurdo -pero convincente- la gente aplaude, bebe y come su porquería y así engañamos a unos cuantos rancheritos, hipsters, empresarios aburridos, pseudo intelectuales, artistillas jipiosos y a los clásicos alcohólicos que fracasaron en la vida y deciden ir a esconderse entre las mareas de perfume, humo de cigarrillo, eructos discretos, risillas tontas, comentarios de condescendencia y los 20 kilos de maquillaje que se puede juntar en una cubeta quitándoselo con espátula a los adefesios que allí se reúnen.

Igual que en cocina, supongo que en arte deben tomarse en cuenta la calidad de los materiales, la intención clara de hacer algo, la propuesta, la limpieza en la obra, la técnica, la experiencia, preparación y cultura del artista y el contenido de su obra. No cualquier bodrio que se cuelga en una pared es arte y mucha de esa basura la venden a precios obscenos. En el fondo no vale nada.

Jan 13

corazonespintabayo:

En espera de que vuelvas y tal vez vuelvas por mí.

(Source: aimeelikestodance, via unabuenaputajamasseminimiza)

Jan 13

(Source: airows)

Jan 8

(Source: airows)

Dec 29

(Source: billionaired, via ajustada)

Dec 29

(Source: gazpachoblog, via yearinreview)